jueves, 28 de junio de 2007

7º día de Final Fantasy XII

Hoy no he jugado mucho, ya que tantos días seguidos dedicándole muchas horas hacen mella en cualquiera, pero aun así he avanzado algo, y además he subido algunos niveles.

Aun siendo un día tan poco productivo, me he enfrentado a dos jefes.

El primero de ellos no es exactamente 1 jefe como tal, sino que son 5 en un único combate. Estos 5 jefes son un encargo que recibiremos en la Meseta de Chitta.

Los encontraremos en la entrada del Palacio Subterráneo de Sochen. El consejo que os puedo dar para enfrentaros a los mandrágoras es fácil, centraros en acabar con uno de ellos antes de pasar al siguiente y si hace falta perseguirlo cuando hulla hacedlo.

Estos 5 mandrágoras no son especialmente duros, eso si recordad aplicaros prisa antes de la batalla, así compensareis el hechizo de prisa que tienes los mandrágoras.

El segundo jefe ya es un poco más complicado. E Arimán aparece casi al final de nuestro trayecto por el palacio subterráneo. Es un No-Muerto, así que no os cortéis en lanzarle Cura+. Tened especial cuidado en la afición de este jefe por los cambios de estado y por la de lanzar condena. Otra fea costumbre es la de multiplicarse, pero esto tiene una fácil solución, que no es otra, que lanzar omnicura contra el enemigo, así sus copias desaparecerán y de paso le quitaremos algo de vida. Si cuando le quede poca vida se pone especialmente pesado, una cadena de sublimaciones os ahorrara muchas molestias.

Los niveles actuales de mis miembros son: Vaan al 46, Balthier y Fran al 37 y el resto al 36

Pues esto es todo por hoy, mañana a ver si lo cojo con más ganas que hoy.

7 comentarios:

Alphafoil dijo...

Bueno, no viene exactamente a cuento pero lo pongo aquí, ya que no voy a abrir una entrada a posta y así interrumpir el diario y liar a los visitantes.
Hoy me he pegado una sesión larga, de casi 5 horas. He conseguido cargarme el primer muro demoníaco, al séptimo intento, a base de hacerle dos cadenas de sublimaciones con ataque supremo incluído. Posteriormente he conseguido la matadiablos, que se obtiene de un cofre de una sala a la que sólo se puede acceder activando una joya, después de destruir los dos muros. Eso sí, he tenido que hacer el truco de retrocer tres zonas para que reaparezca el cofre, en hasta 9 ocasiones, para conseguir finalmente tal espada.

Como os podéis imaginar, derrotar a los tres siguientes jefes (el segundo muro demoníaco, Belias y Vossler) me ha resultado facilísimo. A los tres me los he cargado en un sólo movimiento, haciendo cadenas largas de sublimaciones con ataques supremos incluídos (al muro le he quitado más de 16 000 puntos de vida, haciendo una cadena de 12 sublimaciones, lol).

Tengo los personajes en los niveles 24 a 27, 3 de ellos con 3 bloques de pm y los otros 3 con 2, llevo unas 35 horas de juego.

Gaunt dijo...

WOOOO, tanto trabajo para conseguir matar al primer muro.
Tampoco hacia tanta falta matarse por la matadiablos, la puedes comprar luego...XD

Anónimo dijo...

gaunt, no seas cruel xD

Alphafoil dijo...

Era una cosa personal, había que cargárselo por mis huevos. Yo no me rindo a la primera como otros ¬¬

La verdad es que la matadiablos no es para tanto realmente, pero bueno, quería cargarme al muro y ya está.

Anónimo dijo...

pues yo me los cargué y no conseguí matadiablos ni na, pero bueno,mi objetivo es ahora el dragon anillado ydemás escorias q gaunt se ha pulido ya

Alphafoil dijo...

Yo mañana creo que descansaré de FFXII y volveré a darle al poker, que lo he dejado abandonado hoy.

Gaunt dijo...

S i yo ya se que cuando se te pone una cosa en la cabeza la haces, aunque te cueste...
pues a ver hoy si me pongo con un poco más de ganas, que lo de ayer no fue normal